El Entusiasmo al Hablar en Publico

El entusiasmo al hablar en publicoHablar con Entusiasmo

El 80 por ciento del éxito de una persona que habla en público, es su entusiasmo. Hable con ganas, con carácter, con energía. Un conferencista debe tener fondo y forma: Fondo es el dominio total de su tema. Forma es la manera de decirlo.

 

Hablar de lo que se sabe y estar preparado

No memorice. Nunca memorice lo que va a decir. Tenga claros los hechos y las ideas, no las palabras.

Cómo se aclaran las ideas y los hechos.

Lo primero que usted debe saber es qué tiempo tiene para la presentación.

No se necesita ser valiente.

Para hablar bien en público no se necesita ser valiente, sino tener el dominio de unas técnicas. Primero sepa qué hay que hacer y luego hágalo.

 

Contacto Visual

Mantenga siempre contacto visual con el auditorio. Mantener contacto visual le sirve para dos cosas: una, para mantener conectado al grupo; Dos, para intuir qué está pasando con ese grupo.

Defectos de contacto visual…

A quién debe mirar usted para ganar más apoyo y seguridad.

El Manejo de la Voz

Hable con ganas, póngale pólvora a la voz. Si habla muy bajito, tendrá dos problemas: uno, que al fondo no lo escuchan; dos, que entre más bajito hable, más se acobarda. Recuerde lo que dice William James, el más grande psicólogo que produjo América: Cuando tenga temor, finja valor y lo que finge se le convierte en realidad.

 

Expresión Corporal

Expresión corporal. Posiciones inadecuadas: manos cruzadas; manos entre los bolsillos del saco; manos agarradas atrás; manos entre los bolsillos del pantalón; manos agarradas a la altura de la cremallera.

El mejor profesor de expresión corporal que hay en el mundo es el corazón: hable con ganas y su expresión corporal será perfecta y será coherente.

Garantiza tu exito con la oratoria

Deje de Hablar Sentado

Es muy importante ir acumulando experiencias positivas. En la medida en que hable, cada vez tendrá más confianza y habilidad.

Practicar, practicar, practicar…ES EL UNICO CAMINO. Sólo hable de lo que sepa y hágalo con entusiasmo. El entusiasmo entusiasma. Sea natural. Póngale brío a la comunicación y pólvora a la voz.

Lo diré una y mil veces: nunca vuelva a decir sentado lo que puede decir parado. Así desarrollará experiencia y habilidad. Y será otra persona, un verdadero comunicador y un líder. Se lo garantizo.

 

Hable con Pasión

Hablemos con pasión. Casal Castel decía: “Un ser sin pasiones, es como un candil apagado; no produce humo, pero tampoco alumbra”

A su discurso le puede faltar pulimento, pero debe tener vigor. Le puede faltar delicadeza, pero debe tener fuego. No son los defectos los que anulan los discursos, sino la falta de virtudes.

La principal virtud de una intervención ante un auditorio, es el entusiasmo. Hable con ganas y le aseguro que triunfará.

La Pasión del Conferencista

Un auditorio actúa de acuerdo con nuestras actitudes. Si nosotros nos sentimos lánguidos, ellos se sentirán lánguidos. Si nos mostramos reservados, ellos se mostrarán reservados. Si tenemos poco interés, ellos tendrán poco interés. Pero si sentimos con vehemencia lo que decimos, y lo decimos con sentimiento y espontaneidad, con fuerza y contagiosa convicción, el auditorio no podrá evitar ser envuelto por nuestro espíritu.

 

Utilice Ayudas Visuales

Recuerde este otro elemento: Una persona retiene mucho más lo que ve que lo que oye. Utilice ayudas audiovisuales, proyecte películas, muestre ejemplos, objetos que se muevan o no, muestre ejemplos con personas.

No Improvise, Este Preparado

Nunca olvide que presentarse ante un auditorio medio preparado es como presentarse medio desnudo.

 

Acumule Experiencias

La práctica de hablar ante personas es fundamental e insustituible, ya que la capacidad de hablar se afirma y se desarrolla después de cada experiencia. El gran secreto consiste en que la persona acumule experiencias positivas. Si siente temor, finja valor y siga adelante. No se concentre en usted ni en el auditorio, sino en el mensaje.

 

Formas de Iniciar

No le tenga miedo a un poco de miedo. Un poco de miedo o temor es saludable, pues evidencia que usted posee responsabilidad. Ya lo dijimos: el miedo solo ocurre en los primeros segundos. ¿Qué mejor, entonces, que tener el comienzo perfectamente preparado? ¿O iniciar haciendo una narración que tenga que ver con el tema que vamos a tratar? Otra forma de iniciar es formulando una pregunta a los miembros del auditorio. Mientras ellos hablan, usted gana tranquilidad.

Lo que da Seguridad Intelectual

Sólo hable de lo que sepa y lo apasione. Es el orador el que busca el tema. No el tema el que busca al orador. Presentarse a ante un auditorio medio preparado es como presentarse medio desnudo. La seguridad intelectual da seguridad psicológica y física.

 

Concéntrese en el Tema

Si tiene temor, finja valor y el valor le llegará.

Concéntrese en el tema y no en sí mismo ni en el auditorio.

Mire a quienes le hagan buen ambiente, no a quienes lo miren mal.

Mire al que asiente con la cabeza, al que toma notas, al que sonríe y al que está atento.

Sonria

Usted nunca logrará la unanimidad en la aprobación. Pero si logra al menos el 50 por ciento, ya está muy bien.

Sonría al grupo. Uno no tiene la culpa de la cara que tiene, pero sí de la cara que pone. Recuerde que una sonrisa abre más puertas que un tractor.

Esta es una reflexión contundente: Las personas no pueden quitarse el miedo, a no ser que estén resueltas a quitárselo.

 

Nunca se Desautorice

Y atención a esta reflexión: Tanto si usted cree que puede como si cree que no puede, tiene absolutamente toda la razón.

 

La Importancia de la Anécdota

Cuente sus experiencias y anécdotas sobre el tema. Esto hace más agradable y fructífera una conferencia.

 

Sea Usted Mismo

Actúe con naturalidad: Actuar con naturalidad es ser uno mismo, sin artificios, sin afectación, sin disfrazar la voz, ni emplear palabras o frases rebuscadas. Usted comunica para servir y para que le entiendan, no para que lo admiren. Esto es una exageración, pero resulta simpática: Nunca diga: “Líquido perlático de la consorte del toro”. Diga Leche.

 

No Sea Arrogante

Nunca sea arrogante. Cuando el orador cae en la arrogancia, produce un efecto desfavorable en el auditorio.

 

Nunca Pelee con el Auditorio

Procure no pelear con los miembros del auditorio. A usted de qué le sirve tener TODA la razón si el auditorio se le viene encima. Eso es como romperle la pata a un trípode.

 

Satisfaga al Auditorio

Hable de lo que le interesa al auditorio. Una de sus obligaciones es satisfacer las necesidades del grupo. Siempre deje un tiempo para que, al final, haya preguntas por parte de los asistentes.

 

Esquema Escrito

Siempre escriba los puntos que tocará en su charla. No le deje nada a la memoria.

Tenga siempre su esquema escrito.

 

Comunique Para Servir

Evite el uso de terminología especializada. (Siempre que utilice un término técnico, explíquelo. No use palabras sofisticadas. Las palabras sencillas las entiende el de abajo y el de arriba. Las palabras sofisticadas las entiende el de arriba y no el de abajo. Las palabras sofisticadas son un estorbo), salvo que sea un auditorio de profesionales y el tema así lo requiera.

No incluya más de una o dos ideas por frase.

No use palabras rebuscadas

 

¿Cuánto debe durar una exposición?
Saber terminar a tiempo es siempre una gran cualidad de todo buen orador o conferenciante. Debemos tener en cuenta que siempre hay que terminar cuando el auditorio desea todavía seguir escuchando. A un auditorio es mejor dejarlo con ganas que dejarlo saturado.

Recuerde formas de cerrar: con un pequeño resumen. (Además recuerda qué dijo). Con una frase contundente de alguna personalidad. O invite a que el auditorio respalde su mensaje, su iniciativa. O la cita bíblica. Usted debe redondear profesionalmente el tema. O cierre con una frase contundente de un autor reconocido.

 

Humor

Nunca comience su intervención con un chiste. ¿Qué tal que nadie se ría? Ojo con el humor. Mucho ojo.
Esto reemplaza al humor.

 

Agrupe

Lo primero que debe hacer es agrupar al auditorio, si hay más sillas que personas. Un auditorio agrupado es mucho más fácil de impactar.
Evite los distractores del mensaje. Pida que nadie entre al salón mientras está en su conferencia. En lo posible, no les pase material escrito a los escuchas. Puede tener la certeza de que si usted proyecta desarrollar diez puntos, cuando vaya en el número uno las personas ya estarán en el último.

Para más información visita Hablar en Publico

Si quieres aprender a hablar en publico correctamente pulsa en este enlace.

 

 

Fuente menteydinero.com

Curso Garantiza tu exito con la oratoria
VN:F [1.9.16_1159]
¿Te ha sido útil este artículo?
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *