10 consejos imprescindibles para un orador

Consejos Imprescindibles Para Un Orador¿Has escuchado a algún orador que te maraville cuando habla en público, independientemente de cuál sea el tema que trate? ¿Cómo es posible que haya personas tan hábiles comunicando sus ideas y proyectos?

No se trata de una casualidad, casi con total seguridad, en sus comienzos como orador no poseía esa capacidad de maravillar a su auditorio. Los buenos oradores y comunicadores no nacen, se hacen a base de preparación y la oratoria enseña precisamente qué recursos tenemos a nuestra disposición para comunicar de manera eficaz nuestras ideas a otras personas, la práctica hará lo demás.

10 Consejos Para Ser Un Buen Orador

Si pretendemos estar entre estas personas que comunican de manera tan eficaz, deberemos tener muy en cuenta los siguientes consejos para conseguirlo:

  1. Ofrecer la información adecuada:

Si la información que escogemos no es la que las personas a las que nos dirigimos esperan, no conseguiremos captar y mantener su atención durante toda la exposición.

Por ejemplo: Si tratamos de hablar sobre seguridad vial, es absurdo exponer lo mismo a un grupo de conductores y a un grupo de agentes de tráfico. Debemos dar nuestra información desde distinto ángulo, pues no son iguales los intereses de los dos grupos.

  1. Prepararnos con la suficiente antelación

Cuando tengas que hablar en público, toma ventaja aplicando este útil consejo. Si te preparas con tiempo suficiente tu presentación, hasta el día que tengas que presentarla podrás ir recogiendo anécdotas y escuchando noticias que puedes incluir en la presentación, dándole riqueza y además, te dará tiempo a repasarla mentalmente muchas veces, por lo que la interiorizaremos y esto, se notará al exponerla

 

  1. Ensaya, ensaya, ensaya

Hablar en público no es cosa baladí, somos personas, no robots, lo que significa que pueden darse factores que nos influyan al exponer nuestra disertación: malas noticas, indisposiciones físicas, problemas personales o de cualquier otro tipo pueden aparecer el día que nos toque exponer la presentación. Si la hemos ensayado a conciencia podremos superar cualquiera de estos obstáculos si llegaran a presentarse.

  1. Relájate antes de la presentación

Si has hecho los deberes no necesitarás estar hasta última hora dando vueltas en tu cabeza a la información que vas a exponer. Deja tiempo para poder relajarte y despejar tu mente, ya verás como cuando empieces tu exposición te concentrarás mejor y tu mente estará más ágil y despierta.

  1. La importancia de un buen porte ante tu audiencia

Este es un punto que no puedes pasar por alto si pretendes ser un buen orador. No importa si tienes que expone delante de 10, 100 ó 1000 personas, tus gestos, tu manera de caminar por el estrado, cómo te diriges a tu audiencia, tu tranquilidad a la hora de exponer… TODO ello influirá en su atención sobre lo que les estás diciendo.

  1. Capta la atención en los primeros segundos:

Los segundos de la introducción son claves para el orador al hablar en público, ya que tienes que convencer a tu audiencia de porqué deben prestarte atención. Si no consigues convencerlos en esta fase, te resultará más difícil e incluso puede que no lo logres.

  1. Hazles razonar

Si quieres que tu exposición sea un éxito deberás lograr que el auditorio entienda y siga el razonamiento de lo que expones, y para ello nada mejor que usar preguntas. Te ayudarán a que tu auditorio reflexione sobre aquellos puntos que consideres claves.

  1. Haz uso de anécdotas, imágenes, ejemplos…:

De esta manera no sólo conseguirás dar vida a tu presentación, también harás que tu público se sienta identificado con ellas y les dé razones para seguir tus indicaciones. Cuando hables en público no dejes de personalizar tus ejemplos e ilustraciones, aunque sean ficticias dale un nombre al protagonista para que el oyente pueda identificarse con él y que así te ayude a motivarlos.

“Vídeo GRATUITO: El secreto de una buena presentación, ¡ Garantizado!.
Haz Clic Aquí y Descargarlo AHORA

Consejos Imprescindibles Para Un Orador2 

  1. Emplea sentimientos como el entusiasmo para conectar con tus oyentes:

El poder de las emociones y sentimientos humanos es bien conocido por los publicistas, y por eso las emplean en sus anuncios: clase, felicidad, glamur, prestigio, éxito, lujo, ahorro… Eso mismo es lo que tú debes lograr para ser un buen orador, conectar con las emociones y anhelos de tu auditorio para conseguir que hagan lo que les propones.

  1. Indica a tus oyentes qué hacer y qué beneficio obtendrán:

Imagina que tu exposición es sobre dejar de fumar. Cuando llegues a las conclusiones de tu exposición, tu auditorio tiene que saber qué quieres que hagan, díselo de manera clara y específica, nunca des nada por sabido o por obvio. En este ejemplo podrías incitarles a que, nada más terminar tu exposición, pidan una cita con su médico para dejar de fumar.

¿Cuál de estos consejos te ha sido o te ha parecido más útil? ¿Cuál te cuesta más?

 

¿Quieres seguir aprendiendo a hablar en público? Pincha aquí

“La oratoria te ayudará a ser un buen orador”

Ayúdanos a seguir creciendo, si el artículo te ha resultado de utilidad, haz clic en (Suscribirte y compártelo en tus redes sociales) Google + y compártelo en Facebook y Twitter.

¡Muchas gracias!

Curso Garantiza tu exito con la oratoria
VN:F [1.9.16_1159]
¿Te ha sido útil este artículo?
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)